Blog

Creo que una pregunta más importante que hacer es esta: ¿Por qué Dios haría que su reino viniera de la línea de Judá? Después de todo, Jacob profetiza que «El cetro no se apartará de Judá» (Gn 49:10), es decir, que el reino de Dios vendrá de la tribu de Judá. Y vemos que esto sucede a través de David, Salomón y finalmente culminando en Jesús, quien es llamado el León de Judá (Ap 5:5).

Pero de todos los hijos de Israel, ¿por qué Judá? ¿Por qué no Rubén, ya que es el mayor? ¿O Benjamín, ya que es el más joven y Dios históricamente favorece a los más jóvenes? ¿O por qué no José, que es un buen tipo? O ¿por qué no Leví ya que su línea fue apartada como sacerdotes?

Gary Schnittjer, un erudito hebreo del AT, teoriza que Dios eligió que el reino viniera a través de la tribu de Judá debido a la historia de Judá en Gen 38. Como argumenta Schnittjer, «¿Por qué Judá? No porque fuera mejor que sus hermanos. Más bien, porque llegó a reconocer que no lo era».

En otras palabras, Dios eligió traer el reino a través de Judá para mostrar cómo funciona su reino. El reino vino a través de Judá no porque fuera un hijo justo sino porque admitió que no era justo. Por eso Jesús no llamó a los justos sino a los injustos – porque el reino de Dios pertenece a los que admiten su quebrantamiento.

Conclusión

Deja un comentario