Ciática y dolor radicular (relacionado con los nervios) en la espalda y las piernas

La radiculopatía lumbar (espalda baja) provoca síntomas de ciática en las extremidades inferiores.

Escrito por Donald S. Corenman, MD, DC

¿Tiene usted dolor en la parte baja de la espalda o en las nalgas que desciende hasta un muslo o por debajo de la rodilla hasta la pierna? Si es así, su médico puede diagnosticar sus síntomas como ciática, un término que los médicos utilizan para describir la compresión del nervio ciático. Las sensaciones, o sentimientos inusuales, pueden incluir entumecimiento, hormigueo, pinchazos y, a veces, el dolor se describe como una descarga eléctrica. Dependiendo del nervio afectado, el dolor puede irradiarse sólo hacia las nalgas o hasta el pie. Una causa común de la ciática y la compresión del nervio es una hernia de disco lumbar o un espolón óseo que presiona un nervio espinal en la parte baja de la espalda.

El dolor de la ciática se irradia a lo largo del nervio ciático, normalmente desde la parte baja de la espalda, bajando por las nalgas, hasta el muslo y la pierna. Un rasgo distintivo de la ciática clásica es que el dolor y los síntomas se sienten por debajo de la rodilla y a veces hasta el pie y el dedo gordo del pie. Por lo general, la ciática sólo afecta a un lado de la parte inferior del cuerpo.

Dolor radicular, radiculopatía

Dolor radicular o radiculopatía son otros términos que su médico puede utilizar al hablar de la ciática. Una radiculopatía es el dolor y/o la sensación adversa que viajan a lo largo de un nervio. Cuando una raíz nerviosa de la columna vertebral está comprimida, pinzada o lesionada, puede inflamarse. Las afecciones lumbares (espalda baja) que pueden causar este tipo de problemas son la estenosis espinal, la estenosis foraminal o la hernia de disco.

Un diagnóstico adecuado es esencial para el tratamiento

El médico le preguntará sobre sus síntomas, como por ejemplo:

  • Cuándo empezó el dolor
  • Dónde siente el dolor
  • Actividades que reducen o empeoran el dolor y los síntomas
  • Si el dolor baja por toda la pierna o se detiene en la rodilla
  • Hay debilidad u hormigueo en las piernas y/o los pies?
  • Cómo de intenso es su dolor, en una escala del 1 al 10 (10 es el peor dolor imaginable)
  • El médico puede realizar una prueba de pierna recta para ver si tiene un nervio inflamado. Usted se acuesta de espaldas mientras el médico levanta cada pierna. Si el levantamiento de una pierna provoca o produce dolor y sensaciones similares a las del ciático, es posible que tenga una protuberancia o una rotura de disco.

    El médico puede pedirle que camine como lo hace normalmente, luego sobre los talones y, a continuación, sobre los dedos de los pies. Esto ayuda al médico a comprobar su equilibrio y aspectos de la fuerza de la parte inferior del cuerpo. La compresión del nervio puede causar debilidad muscular en el pie, que se revelará con estas pruebas.

    Durante su examen, su médico:

    • Mirar su postura y rango de movimiento
    • Anotar cualquier movimiento que cause dolor
    • Examinar la curvatura y la alineación de su columna vertebral
    • Sentir espasmos musculares
    • Comprobar su sensibilidad
    • Probar sus reflejos y su fuerza muscular

    Su médico puede solicitar una radiografía simple, una tomografía computarizada o una resonancia magnética. El TAC o la RMN proporcionan al médico muchas instantáneas de su columna vertebral y pueden ayudar a confirmar una sospecha de diagnóstico. Los resultados de una prueba de imagen se comparan con la información que el médico recoge durante la elaboración de su historial médico y los resultados de la exploración física y neurológica. Un diagnóstico preciso es uno de los primeros pasos para determinar las mejores opciones de tratamiento.

    ¿Qué más podría ser?

    Sólo su médico puede decir con seguridad si sus síntomas son de ciática. Hay muchas otras estructuras en la columna vertebral que pueden causar tipos de dolor similares. Por ejemplo, la articulación entre la pelvis y el sacro (articulación sacroilíaca, o articulación SI), la parte más baja de la columna vertebral puede causar dolor en la nalga. También puedes sentir un dolor parecido al de la ciática si te haces un esguince en una articulación facetaria de la zona lumbar, que son las articulaciones que conectan la parte posterior de la columna vertebral. Un desgarro en un disco puede provocar dolor en la pierna. La articulación de la cadera puede causar ocasionalmente dolor en el muslo.

    Tratamiento de la ciática

    La ciática suele tratarse de forma no quirúrgica con un breve reposo en cama (de 24 a 48 horas) y analgésicos como el ibuprofeno o el paracetamol. En algunos casos, el médico puede recetar medicamentos que alivien el dolor nervioso, como la gabapentina. Los esteroides orales son un buen medicamento para calmar el dolor de los nervios. En la mayoría de los casos, los pacientes con ciática se sienten mejor con el tiempo, normalmente en unas pocas semanas. Si el dolor persiste, se podría hablar de inyecciones.

    Los espasmos musculares, que pueden acompañar a los síntomas de la ciática, pueden tratarse con calor o frío. Su médico puede indicarle que dé paseos cortos y puede prescribirle fisioterapia. Una vez que se recupere, su médico puede darle ejercicios para fortalecer la espalda.

    Continuar leyendo

    Los espasmos musculares son una de las principales causas del dolor de espalda, pero no son la causa principal

Deja un comentario