¿Cuál es la diferencia entre una LVN y una CNA?

A primera vista, los deberes de un asistente de enfermería certificado, o CNA, y los de una enfermera vocacional con licencia, o LVN, pueden parecer muy similares. Al fin y al cabo, las personas que desempeñan estos dos trabajos son responsables de los cuidados básicos diarios de los pacientes y de algunos procedimientos médicos. Sin embargo, las LVN tienen más formación, tienen un salario medio más alto y pueden realizar una gama más amplia de tareas.

Diferencias entre las CNA y las enfermeras vocacionales

Requisitos educativos

Los requisitos educativos tanto para las CNA como para las LVN varían un poco entre los estados, pero generalmente son más bajos para las auxiliares de enfermería. La formación mínima federal para un CNA es de al menos 75 horas de trabajo en clase, para incluir al menos 16 horas de formación clínica práctica. Muchos estados exigen más; en el estado de Maine, los futuros CNA deben realizar 180 horas de curso. Algunos programas estatales exigen que los CNA tengan un GED o un diploma de secundaria cuando acceden a la formación, pero muchos no lo hacen.

En comparación, un enfermero profesional necesita al menos un GED o un diploma para presentarse al examen de LVN. Antes de presentarse al examen, debe aprobar un programa de formación, que suele durar aproximadamente un año de cursos a tiempo completo. Este programa tiene componentes de aula y clínicos, al igual que la formación de CNA, pero la parte clínica suele realizarse como una pasantía formal. Las LVN también deben recibir formación de laboratorio y tomar cursos en una amplia gama de temas que las CNA. Al igual que las auxiliares de enfermería certificadas, las LVN deben aprobar un examen estatal antes de recibir la certificación formal.

Responsabilidades laborales

Tanto las auxiliares de enfermería certificadas como las enfermeras vocacionales licenciadas acaban siendo responsables de gran parte de la atención a los pacientes en los hospitales y otros entornos institucionales. Mientras que los CNA suelen ser llamados sólo para proporcionar asistencia básica para la vida, comprobar los signos vitales y proporcionar información del paciente a los superiores, los LVN realizan procedimientos médicos más involucrados. Estos incluyen la recogida de muestras de laboratorio y la realización de pruebas con esas muestras.

Aunque una enfermera profesional con licencia no suele estar autorizada a poner líneas de fluidos intravenosos ni a poner inyecciones, sí que se dedica a otros cuidados médicos. Esto incluye la inserción y el control de catéteres, la educación del paciente, la inserción de tubos de traqueotomía, la configuración de la alimentación intubada y la administración de oxígeno a los pacientes. Estas tareas varían un poco según el estado, por lo que es importante que los futuros LVN averigüen qué regulaciones se aplican a ellos antes de entrar en uno de los muchos programas de LVN.

Salario y perspectivas de trabajo

Debido a que un enfermero profesional con licencia necesita más formación y es responsable de una mayor gama de tareas que un CNA, estos profesionales reciben un salario consecuentemente más alto. La Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos informa de que las personas que desempeñan trabajos de CNA y puestos afines ganan una media de 11,54 dólares por hora o 24.000 dólares al año, con una previsión de crecimiento del empleo de alrededor del 20 por ciento.

Las enfermeras vocacionales con licencia reciben casi el doble de la compensación que reciben las CNA. Según el BLS, el salario medio de las LVN es de 19,42 dólares por hora o 40.380 dólares al año, con una tasa de crecimiento laboral prevista del 22 por ciento. Para las personas con el tiempo y otros recursos para recibir la formación de LVN, este aumento en la compensación puede hacer que la escolarización adicional valga la pena.

    OTRAS CARRERAS MÉDICAS

Transición a puestos de enfermera vocacional

Además de la ruta de formación habitual para convertirse en una LVN, algunos estados también ofrecen una ruta de experiencia. Esta opción permite a las personas que tienen una licencia de CNA preexistente y la cantidad adecuada de experiencia laboral para tomar el examen estatal de LVN. A veces llamado el «método de equivalencia», esta opción puede requerir cursos adicionales por parte del CNA, pero le permite evitar pasar por el proceso de formación completo.

Deja un comentario