Justicia racial

Los autores de la Declaración de Independencia esbozaron una visión audaz para Estados Unidos: una nación en la que habría igualdad de justicia para todos. Más de doscientos años después, aún no se ha logrado. Aunque generaciones de activistas por los derechos civiles han logrado importantes avances en los ámbitos jurídico, político, social y educativo, entre otros, la expulsión forzada de los pueblos indígenas y la institución de la esclavitud marcaron el inicio de un sistema de injusticia racial del que nuestro país aún no se ha liberado.

El racismo sistémico profundamente arraigado y las desigualdades que perjudicaron a las comunidades de color siguen entretejidos en el tejido de nuestras instituciones hoy en día, desde la educación y la vivienda hasta nuestro sistema jurídico penal. El racismo sistémico impregna el mundo de la vivienda, marcadamente segregado. En nuestras escuelas públicas, los estudiantes de color se ven confinados con demasiada frecuencia a programas racialmente aislados, con poca financiación y de calidad inferior. Nuestro sistema de justicia penal ataca desproporcionadamente a las personas de color y las somete a la brutalidad policial, las encarcela e impone numerosas consecuencias colaterales, y criminaliza la pobreza. El sueño de una justicia igualitaria sigue siendo esquivo.

El Programa de Justicia Racial se esfuerza por crear un mundo en el que «nosotros, el pueblo» se refiera realmente a todos nosotros, lo que significa desmantelar el racismo sistémico y trabajar para reparar siglos de daños infligidos a las comunidades de color. El Programa de Justicia Racial presenta demandas de impacto en los tribunales estatales y federales de todo el país, asumiendo casos diseñados para tener un efecto significativo y de gran alcance en las comunidades de color. En coalición con las filiales de la ACLU en cada estado, otros grupos de derechos civiles y defensores locales, ejercemos presión en las legislaturas locales y estatales y apoyamos los movimientos de base. A través de estos esfuerzos, nos esforzamos por educar y empoderar al público en una variedad de temas, incluyendo la raza en relación con la justicia penal, la justicia económica y la desigualdad en la educación; la acción afirmativa y los derechos de los indios americanos.

Deja un comentario