¿Por qué los bebés duermen con la boca abierta?

¿Deberías preocuparte si tu bebé duerme con la boca abierta?

Como padre, ver a tu bebé durmiendo plácidamente -por no decir durmiendo del todo- puede suponer una sensación de alivio. Pero mientras te quedas embobado mirando a tu ángel dormido, deberías aprovechar la oportunidad para controlar adecuadamente los hábitos de sueño de tu bebé para asegurarte de que su sueño es saludable. Un pequeño ronquido y un labio inferior caído pueden dar lugar a un vídeo adorable, pero en realidad pueden ser motivo de alarma.

La respiración bucal durante el sueño, tanto si está muy abierta como si está ligeramente entrecortada, puede ser una pista fundamental para la salud de su bebé. La respiración bucal suele indicar que su bebé no puede respirar lo suficientemente bien como para mantener la boca cerrada. Hay toda una serie de razones detrás de este problema, así como métodos para resolverlo. Hemos recopilado todo lo que necesita saber sobre por qué su bebé duerme con la boca abierta y cómo tratar cualquier obstrucción o afección para que ambos puedan dormir tranquilos por la noche.

¿Es normal que los bebés mantengan la boca abierta?

Respirar con la boca abierta, incluso entrecortada, no es una forma normal, biológica o saludable de respirar mientras duerme. Los bebés recién nacidos sanos respiran automáticamente por la nariz. Por lo tanto, cuando un bebé duerme con la boca abierta, es muy probable que tenga la nariz tapada. Si un recién nacido duerme con la boca abierta unas pocas veces, o durante un periodo breve, probablemente no sea motivo de preocupación. Sin embargo, a largo plazo, los bebés son más propensos a desarrollar multitud de problemas por dormir con la boca abierta.

Los expertos advierten que la respiración bucal del bebé se considera un trastorno respiratorio. Es más probable que tu bebé desarrolle problemas de sueño, de comportamiento y de boca. Puede que les cueste más comer o aprender a mover la lengua. Si notas que tu bebé duerme con la boca abierta con frecuencia, es importante que investigues para determinar el motivo.

¿Por qué mi recién nacido duerme con la boca abierta?

Si has notado que tu bebé duerme con la boca abierta, es importante que estés pendiente de él y busques algunas señales. Ya que hemos establecido que la respiración bucal del bebé mientras duerme no es algo normal, lo normal es que las condiciones médicas sean las culpables.

Alergias

Las alergias son una razón común por la que los bebés respiran por la boca. Los bebés pueden desarrollar alergias desde el principio, lo que resulta en una mayor producción de moco que puede bloquear sus vías respiratorias. Pueden dormir con la cabeza inclinada hacia atrás y la boca abierta para facilitarles la respiración con mucosidad en la garganta.

Congestión

Los recién nacidos suelen dormir con la boca abierta si sufren una congestión grave o crónica. La mucosidad acumulada puede bloquear la nariz y obligarles a respirar por la boca. Esto puede ocurrir durante el verano, cuando el aire hace que la mucosidad de la fosa nasal se reseque. También puede ocurrir debido a una enfermedad o a una alergia.

Una obstrucción en la nariz de tu bebé puede ser difícil de detectar si no suena tapada y no hay nada que gotee. Sin embargo, las fosas nasales de los bebés son tan pequeñas que pueden obstruirse con una cantidad muy pequeña de mucosidad.

Los resfriados

Un resfriado común también puede hacer que se acumule mucosidad adicional en los conductos de las vías respiratorias de tu bebé, dificultando su respiración. También puede dar lugar a una nariz congestionada. Si cree que la respiración bucal de su recién nacido se debe a un resfriado, pruebe a succionar su nariz para ver si se soluciona el problema.

Apnea del sueño

Las amígdalas o adenoides agrandadas pueden bloquear las vías respiratorias de su bebé y provocar apnea del sueño. La apnea del sueño es una condición que puede causar que su bebé ronque y haga una pausa en la respiración mientras duerme. Lo más frecuente es que vuelva a respirar por sí solo, pero hay algunos casos que son mortales. Otros síntomas de la apnea del sueño son:

  • restless sleep
  • sleep terrors
  • coughing
  • choking
  • consistently tired despite getting adequate sleep

If you’re concerned that your newborn has sleep apnea, it’s important to consult your pediatrician. This condition is rare in newborns, but it’s always better to be safe.

Deviated septum

Nasal breathing is difficult for some babies because of a deviated septum, which is when the cartilage and bone in their nose are collapsed or deformed. In this situation, a baby will often use their mouth to breathe instead. Este desarrollo del tabique desviado puede producirse durante la etapa fetal, lo que hace que algunos bebés nazcan con esta afección.

Lengua trabada

Los recién nacidos que tienen la lengua trabada (un rango de movimiento restringido de la lengua) suelen ser incapaces de tocar el paladar con la lengua, lo que dificulta la succión y el acto de chupar. Una lengua normal permanece succionada al paladar cuando se respira por la nariz, y sin succión, la boca cae abierta. Esta anomalía no sólo provoca la respiración bucal durante el sueño, sino que también causa dificultades para la lactancia. En algunos casos, la lengua puede volver a caer en las vías respiratorias provocando una obstrucción total o parcial.

¿Qué ocurre cuando el bebé duerme con la boca abierta?

Los cilios (pelos diminutos) de la nariz de todas las personas -incluida la de tu bebé- están destinados a filtrar las bacterias y las pequeñas partículas del aire para que sus pulmones no las respiren. Cuando respiran por la boca, las amígdalas y las adenoides, situadas en la parte posterior de la garganta, son las encargadas de filtrar el aire y, con el tiempo, pueden hincharse y aumentar de tamaño. Esto puede reducir las vías respiratorias de tu bebé, dificultando su respiración. Además, su bebé puede ser más propenso a la amigdalitis (infección de las amígdalas).

Los dentistas y los médicos dicen que hay muchos problemas potenciales que podrían desarrollarse por el hecho de que su bebé duerma con la boca abierta. Estas complicaciones potenciales pueden incluir el síndrome de la cara larga. Esto significa que los rasgos faciales inferiores de su hijo pueden alargarse de forma desproporcionada, causando una barbilla más grande, una sonrisa gomosa, una mordida abierta o una cara estrecha en general.

Debido a que la respiración por la boca es típicamente causada por la dificultad para respirar, también puede disminuir la concentración de oxígeno en la sangre. Con el tiempo, esto puede provocar desde problemas cardíacos hasta presión arterial alta.

Los recién nacidos también necesitan desesperadamente dormir. It is one of the most important factors in your child’s development, and unfortunately, babies and kids who breathe through their mouths during sleep, often don’t sleep as deeply as those who breathe through their noses. Lack of quality sleep can negatively affect your child’s performance, growth, concentration, behavior, and development. There has even been a link between mouth breathing and symptoms typically associated with attention deficit hyperactivity disorder (ADHD).

Other signs and symptoms your baby may experience when sleeping with their mouth open:

  • Dry lips and mouth
  • Worsened asthma
  • Tongue thrusting
  • Teeth changes
  • Posture changes
  • Snoring

What to do if baby sleeps with mouth open

If you are concerned, o has notado que tu bebé respira mucho por la boca mientras duerme, es importante que hables con tu pediatra. Si la causa de la respiración bucal se debe a un inconveniente menor, como demasiada mucosidad, querrás encontrar una solución al problema temporal de inmediato para evitar un hábito a largo plazo y problemas futuros. Los siguientes remedios comunes ayudarán a tu bebé a respirar mejor y a tener un sueño más reparador.

Usa un humidificador

Se sabe que el aire seco aumenta la producción de mucosidad. Esto nos puede pasar a todos, pero los bebés tienen unas vías respiratorias diminutas, por lo que ese pequeño aumento puede causar problemas mayores. Utiliza un humidificador para aumentar la humedad del aire y disminuir la cantidad de mucosidad que producen.

Succionarla

Los bebés aún no saben toser las flemas o sonarse la nariz, así que tú tienes que hacerlo por ellos, ¡vaya! Succionar la nariz o la boca del bebé puede ayudar a eliminar el exceso de mucosidad que le dificulta la respiración. Pero asegúrate de no exagerar. Una succión excesiva (cuando no es necesaria) puede aumentar la producción de mucosidad. Utiliza una jeringa nasal para eliminar la mucosidad y luego deja de hacerlo.

Usa un filtro de aire

Una de las causas más comunes de los mocos extra es la mala calidad del aire. Puede haber alérgenos en el aire que molesten a las alergias de tu bebé, lo que provoca que tu pequeño tenga más mocos. Un filtro de aire mejorará instantáneamente la calidad del aire y podría disminuir los mocos.

Elimina los alérgenos si es posible

Si tienes mascotas, limpia y aspira regularmente para eliminar la caspa de las mascotas de la casa. Fume fuera (si tiene que hacerlo), y no se olvide de dejar entrar aire fresco. Limpiar con regularidad puede ser de gran ayuda.

Da a tu recién nacido un baño caliente

Si a tu recién nacido le gustan los baños o los encuentra relajantes, puede curar instantáneamente la inquietud. El agua caliente también puede ayudar a diluir la mucosidad para que pueda drenar más fácilmente, haciendo que estén más tranquilos y menos congestionados.

Usa gotas de solución salina

Las gotas de solución salina son fáciles de usar y muy eficaces. Si tu bebé tiene una mucosidad demasiado espesa para que drene correctamente, se pueden utilizar gotas de solución salina para hacerla más fina. Unas gotas dentro de su nariz ayudarán a que los mocos salgan. Probablemente tendrás que limpiarle la nariz cada pocos minutos, pero tu bebé podrá respirar mucho más fácilmente. Utiliza las gotas de suero fisiológico sólo como se indica.

Cuándo acudir al médico

Si notas que tu recién nacido tiene problemas para respirar, se está ahogando o se pone azul o morado, llama al 911 o llévalo a urgencias inmediatamente. Estos son signos de que su hijo no respira o tiene tremendos problemas para respirar.

En la mayoría de los casos, una boca abierta ocasionalmente durante el sueño es un signo de congestión. Si has probado los remedios anteriores y tu bebé sigue durmiendo con la boca abierta, merece la pena comentárselo a tu pediatra.

En algunos casos, las amígdalas y adenoides agrandadas no responden al tratamiento casero y pueden estar infectadas. En otros, puede que simplemente sean más grandes debido a la genética. El médico puede recomendar pruebas, estudios del sueño o cirugía para resolver problemas más graves.

Como padre, intente no entrar en pánico o estar demasiado ansioso, sino ser observador. Preste atención a los signos, utilice remedios caseros para aliviar la congestión si es necesario, y asegúrese de llamar a su pediatra sobre cualquier pregunta o preocupación que tenga.

Deja un comentario