Pueden los gatos beber leche de coco?

¿Bebes leche de coco o la utilizas en tus bebidas o recetas de cocina? Has oído que algunas personas consideran la leche de coco como un «alimento saludable»? Te preguntas si la leche de coco sería una adición saludable a la dieta de tu gato?

Siempre estoy atento a las cosas que podrían hacer a mis gatos más felices o más sanos. La Asociación Americana del Corazón cita un informe que afirma que hasta el 72% del público cree que el aceite de coco de la leche de coco es saludable. Pero, aunque la leche de coco pueda ser buena para los humanos, ¿pueden los gatos beber leche de coco?

En este artículo cubriremos lo siguiente;

  • Los gatos y la leche de coco, lo que necesitas saber
  • ¿Pueden los gatos beber leche de coco?
  • ¿Pueden los gatitos beber leche de coco?
  • Los inconvenientes de que los gatos beban leche de coco
  • Alternativas saludables a la leche de coco
    • Los gatos y la leche de coco, lo que debes saber

      Los gatos son carnívoros obligados, lo que significa que los félidos salvajes, por necesidad, obtienen prácticamente toda su nutrición de la ingesta de carne, a muchos gatos les encanta probar la comida o las bebidas que dejan sus dueños. Y, como muestra el siguiente vídeo, a algunos gatos les gusta mucho el sabor del coco.

      Pero sólo porque les pueda gustar, ¿es la leche de coco buena para los gatos?

      La respuesta breve a esta pregunta es que no hay muchas investigaciones sobre si la leche de coco es saludable para los gatos. La mayoría de los estudios que analizan tanto la leche como la leche de coco y la salud se centran en la nutrición humana.

      Lo que sí sabemos es que la leche de coco es extremadamente alta en grasa, y la mayor parte de ésta es grasa saturada. Existe cierta controversia sobre si el ácido graso de cadena media que se encuentra en la leche de coco es tan malo para los humanos como otras grasas saturadas de cadena larga. Sin embargo, la mayoría de los nutricionistas desaconsejan el consumo de leche de coco y una revisión de los estudios nutricionales relacionados con el aceite de coco sugiere que los humanos estarían más sanos si sustituyeran el aceite de coco en su dieta por grasas insaturadas.

      Los gatos, sin embargo, procesan las grasas de forma diferente a los humanos.

      Los gatos pueden disfrutar de una dieta proporcionalmente más alta en lípidos, incluidas las grasas saturadas, sin ningún efecto negativo. El principal problema de que los gatos coman alimentos ricos en grasas es que pueden consumir demasiadas calorías y podrían sufrir sobrepeso.

      También se dice que la leche de coco tiene un efecto laxante. Esto se debe a que la leche de coco es rica en fibra. Los gatos, sin embargo, no necesitan fibra en sus dietas.

      ¿Pueden los gatos beber leche de coco?

      Parece bastante claro que beber pequeñas cantidades de leche de coco no es probable que cause efectos nocivos en su gato. Sin embargo, consumir leche de coco a menudo, o en grandes cantidades, podría aumentar significativamente la posibilidad de que su gato tenga sobrepeso u obesidad.

      A corto plazo, la leche de coco puede tener un efecto laxante. Esto podría provocar heces blandas y hacer que la limpieza de la caja de arena sea una tarea aún menos deseable.

      ¿Pueden los gatitos beber leche de coco?

      Los gatitos pueden ser gatos pequeños, pero tienden a ser aún más susceptibles que los gatos adultos a muchas cosas del entorno. Los gatitos que beben leche de coco podrían ser aún más sensibles a los efectos laxantes de la leche de coco, lo que podría provocarles diarrea y una visita al veterinario. Es mejor que los gatitos no tomen nunca leche de coco, ni siquiera en pequeñas cantidades. Dado que los gatitos ya pueden comer en exceso, es mejor no animarles a comer más de lo que realmente necesitan.

      Desventajas de que los gatos beban leche de coco

      Los gatos que beben regularmente leche de coco corren el riesgo de aumentar de peso. La obesidad en los gatos se ha relacionado con una serie de efectos negativos significativos para la salud, incluyendo:

      • Diabetes
      • Liver disease
      • Lameness and arthritis
      • Skin problems
      • Increased surgical and anesthetic risk
      • Decreased quality and length of life

      Additionally, the laxative effect of coconut milk could cause your cat to have loose stools, which is uncomfortable for them and, ultimately, a mess for you. Beyond that, this could also lead to dehydration in extreme cases and case your cat to suffer even more greatly.

      Healthy Alternatives to Coconut Milk

      One alternative to letting your cat have coconut milk is to feed her a cat food infused with coconut milk. These cat foods don’t always suit every kitty’s taste, but if your cat is coconut milk crazy, why not give it a try?

      Beyond that, you could also try something like Cat Sip. Aunque no se trata de una leche con sabor a coco, está pretratada con lactasa para ayudar a la digestión y es una pequeña y agradable golosina para su gato.

      Entonces, ¿pueden los gatos beber leche de coco?

      Mucha gente bebe leche de coco, y algunas personas incluso la consideran un alimento saludable. Sin embargo, la leche de coco no es necesaria en la dieta de su gato, y beberla en exceso puede provocar un aumento de peso, heces blandas y posiblemente deshidratación. Si tu gato disfruta del sabor de la leche de coco, ¿por qué no le das un alimento para gatos con infusión de coco o algo como Cat Sip en su lugar?

      Algo más que la gente puede preguntarse es si los gatos pueden beber leche de almendras, que puedes consultar aquí.

      ¿Tienes un amigo peludo que disfruta del sabor del coco? Has tenido la experiencia de que tu gato pruebe la comida para gatos con infusión de leche de coco y le ha gustado? Cuéntanoslo en los comentarios de abajo, nos encantaría saber tu opinión.

      El amor de toda la vida de Phil por los animales comenzó cuando era un niño que crecía con tres perros de mascota. En su adolescencia y juventud, Phil pasó seis años trabajando como técnico veterinario, obteniendo más tarde una licenciatura en Ciencias Animales. Después de la universidad, Phil continuó trabajando como técnico veterinario a tiempo parcial mientras cuidaba de una colección privada de leones de montaña utilizados en programas educativos sobre la vida salvaje. Durante este tiempo, Phil se ofreció como voluntario en el zoológico de Dallas y finalmente le ofrecieron un puesto como cuidador en el área naturalista de Wilds of Africa del zoológico. Phil se convirtió en el cuidador principal de un leopardo negro llamado «Grady» y de un caracal llamado «Tut» en la exposición de depredadores/presas.

Deja un comentario