Qué esperar en un contrato de arrendamiento de una torre celular

Así que se le ha acercado un proveedor de servicios inalámbricos y desea entrar en un acuerdo de arrendamiento de una torre celular. En este punto, probablemente querrá tener una buena idea de lo que un acuerdo de arrendamiento puede ofrecer.

Algunos propietarios pueden sentirse abrumados con la jerga técnica dentro de un contrato de arrendamiento, a menudo tomando decisiones precipitadas que podrían ser perjudiciales a largo plazo. Entender lo que implica el contrato de alquiler y negociar puede ser agotador y llevará tiempo. A continuación le daremos los componentes típicos de un contrato de arrendamiento de una torre de telefonía celular junto con los problemas que pueden surgir para que pueda conocer todos los hechos.

La renta del arrendador

En primer lugar, los arrendadores suelen querer saber el importe de la renta que recibirán por su torre de telefonía celular. Sin embargo, esta cantidad variará, ya que son varios los factores que determinan el precio del alquiler.

Los precios de los alquileres dependerán de su ubicación y de cómo le vaya a sus competidores, de los costes de construcción y de la demanda de cobertura de telefonía móvil en la zona. También es esencial darse cuenta de que el beneficio a corto plazo y el beneficio a largo plazo son diferentes. Maximizar el alquiler mensual inicialmente puede no darle el mejor acuerdo más lucrativo a largo plazo.

Duración del contrato de arrendamiento

Los contratos de arrendamiento de torres de telefonía móvil pueden comenzar generalmente con plazos de cinco años. Si se produce una renovación del arrendamiento, entonces se da otro plazo de cinco años, dando un total potencial de 25-30 años. Sin embargo, la duración total de 30 años también puede acordarse al principio del contrato.

Aunque tener cinco o veinticinco años adicionales de alquiler podría sonar favorable, puede haber implicaciones contractuales dentro de estos acuerdos. En una industria tecnológica en constante crecimiento, su torre celular puede perder valor con el tiempo o, en el peor de los casos, ya no ser necesaria para el portador de ondas celulares.

También es importante tener en cuenta la inflación y que su dinero disminuirá con el tiempo, una renta fija de alquiler puede ser sustancial ahora, pero no en treinta años.

En un contrato de arrendamiento de una torre celular, una cláusula de terminación ofrecida debe ser tratada con precaución. Esta cláusula permite a los proveedores de servicios inalámbricos abandonar el contrato antes de tiempo con un breve aviso, dejando su propiedad inalámbrica no deseada en su terreno. Esto incluye las estructuras existentes junto con los cables, las vallas y los conductos. El coste de la retirada queda a cargo del propietario.

Otro escollo más problemático en el que caen los propietarios es la cláusula de Derecho de Primera Denegación (ROFR). Los operadores inalámbricos que ocupen una torre de telefonía móvil ejerciendo esta cláusula podrán igualar o superar las ofertas realizadas por los posibles compradores. Si un nuevo comprador quisiera hacer una oferta por la propiedad, el terreno o el arrendamiento inalámbrico del propietario, podría superarla y venderla al operador inalámbrico en su lugar. Superar las ofertas de los compradores disuadirá a otros posibles compradores de hacer una oferta, y si la demanda disminuye, también lo hará el número de compradores. Una menor competencia podría significar que usted no está obteniendo el mejor acuerdo financiero posible para su propiedad, terreno o arrendamiento inalámbrico.

Colocación y Arrendamiento de Azoteas

Un arrendamiento de co-ubicación involucra a un operador inalámbrico que quiere usar una torre celular y su espacio en el suelo ya ocupado por un operador existente.

Una tarifa de co-ubicación es negociada y acordada por ambos operadores para subarrendar parte del terreno de la torre celular al nuevo operador. Los arrendamientos de este tipo no suelen implicar al propietario del terreno. El dueño de la propiedad, en este caso, tendría que ser un operador o una empresa de torres.

Un arrendamiento de azotea se produce de forma similar cuando el operador quiere instalar su antena en la azotea y otros equipos de transmisión pero no es dueño de la estructura. Los tipos de equipos de transmisión incluyen transmisores/receptores, fuentes de energía de reserva, estación transceptora base (BTS) y GPS. El propietario y el transportista negociarán un acuerdo de arrendamiento, permitiendo que la instalación se lleve a cabo.

Compra del arrendamiento de la torre celular

Los propietarios que actualmente están en un contrato de arrendamiento tienen la opción de vender su arrendamiento de la torre celular. Un inversionista que compra un arrendamiento de torre celular puede hacerlo por medio de una servidumbre o una cesión de arrendamiento.

Cuando se le acerca un comprador potencial, es esencial considerar los siguientes factores que pueden impactar el valor actual del arrendamiento futuro. Estos factores son la renta, las escalas periódicas de la renta, la coubicación y la fecha de vencimiento del arrendamiento.

El tipo de torre celular también afectará a la compra del arrendamiento. La compra de un sitio en la azotea, por ejemplo, será diferente de la compra del arrendamiento de una torre celular ubicada en zonas rurales. Otras cuestiones relacionadas con la compra de torres celulares son los requisitos de acceso, las implicaciones fiscales, los derechos de reurbanización de la propiedad y los daños a la propiedad causados por las instalaciones en los tejados.

Explicación de uso

La Explicación de uso discutirá y aclarará lo que pretenden hacer con la propiedad. Incluirá una descripción de cómo se utilizará el terreno y la azotea, así como las concesiones y limitaciones dadas por el arrendador.

En un contrato de arrendamiento, una compañía de telefonía móvil puede aprovecharse y negociar más espacio para sus equipos del necesario en su propiedad. Las estructuras antiestéticas y los equipos en zonas desfavorables que ocupan demasiado espacio pueden disminuir el valor de la propiedad. Como propietario, es esencial poner limitaciones a las acciones de los operadores para evitar que esto suceda.

Recomendación de arrendamiento de torres celulares

Un arrendamiento de torres celulares puede ser abrumador para muchos propietarios debido a los muchos componentes y problemas potenciales que puede encontrar.

Por lo tanto, puede ser ventajoso investigar y hablar con consultores de torres celulares en su área. El consultor adecuado puede maximizar las tarifas de arrendamiento de torres de telefonía móvil al tiempo que le aclara sobre los posibles escollos, asegurando que obtenga el mejor acuerdo posible.

short url:

https://bsng.us/6u5

Deja un comentario